Reason that I alive

Diez años contigo y solo he logrado descubrir que soy nada sin ti. _________________________________

 

walkthesameespanol:

"Conozcamos al Señor; vayamos tras su conocimiento.Tan cierto como que sale el sol,él habrá de manifestarse;vendrá a nosotros como la lluvia de invierno,como la lluvia de primavera que riega la tierra.”Oseas 6:3 NVI

walkthesameespanol:

"Conozcamos al Señor; 
vayamos tras su conocimiento.
Tan cierto como que sale el sol,
él habrá de manifestarse;
vendrá a nosotros como la lluvia de invierno,
como la lluvia de primavera que riega la tierra.”
Oseas 6:3 NVI

(Source: walkthesameespanol)

No tengo de que quejarme, siempre tendré tus besos brillando en lo más alto del cielo y en lo más profundo de la noche.

noctisluciscaelum-0:

La libertad es un regalo curioso. Dios te ama tanto, que respeta tu decisión cueste lo que cueste. Aunque eso implique perderte para siempre. A veces pienso que más nos valdría no ser libres. Pero tú ya no serías tú. Y Dios ya no sería amor. Me pregunto cómo va a terminar esta historia. – Daniel Bosqued.

(Source: laluzdelcielonocturno)

Falling Plates (Platos Cayendo Subtitulado).

The moment could be here and now when you need someone to be there. I’m telling you he’s reaching out without love beyond compare.
He knows your soul and he knows your heart.
Knows everything you are.

Everyone stumbles, gets lost along the way, but His mercy comes
raining down with His amazing grace.
‘Cause all that you need is just to believe.
He’s waiting to set you free.

I need to say that God is in this place and God is right by your side. You need to know that anywhere you go, just by faith His love will abide.

This is true and not depends on whether you believe or not, because He is waiting for you even you disregard his love.

DIOS SABE LO QUE HACE.

Hago un pequeño alto, antes de irme a dormir, para escribir de algo que estuve pensando esta tarde:

¿Dios se equivoca? Suena hasta tonto preguntar algo así, es decir, nuestra primera respuesta es que no, Dios no se equivoca. Pero si piensas un poco más te darás cuenta que es un duda que aparece constantemente en la vida de los demás y en nuestras propias vidas.

¿Alguna vez has pasado por alguna situación que creíste que era un error de Dios? Bueno, te contaré que yo si. Muchas. Sin ir más lejos, en la biblia encontramos algunos casos, quizás los más emblemáticos son el llamamiento de Moisés (Éxodo 4:10) y el de Jeremías (Jeremías 1:6). Uno alega que no sabe hablar y el otro que es muy niño.

Los famosos peros.

¿Le has dicho alguna vez “pero” al Señor? Cada vez que decimos “pero” estamos dudando de él.

¿Sabes? Ahí una cosa que me inquieta mucho. Lo fácil que es para todos, entregarle nuestra vida a Dios sin saber que diantres hacemos, sin que nadie nos explique bien de que se trata eso. Muchos, al entregarle su vida a Dios, piensan en predicar en grandes púlpitos o hacer misiones a África, etc. Pero es mucho más que eso. Es hacer su voluntad ¿lo has escuchado? Bien, pues esto significa que desde que le entregas tu vida a Dios, tú confías en él y aceptas lo que él disponga para ti.

¿Ya y…? Bueno. No es tan fácil. Muchos creen que al poner sus vidas en Dios nada malo va a suceder. Mentira. Si nada malo nos fuera a suceder entonces ¿Por qué la palabra de Dios nos insta a esforzarnos y ser valientes (Josué 1:9)?     

Voy a ir al grano. Muchas veces en nuestra vida suceden cosas que no nos podemos explicar, como que oremos y oremos por un enfermo y este se muera, por ejemplo. ¡Pero Señor! ¿Por qué permitiste esto? Nuestro corazón se llena de dolor y de soberbia y creemos que Dios nos debe una explicación, porque el en su palabra dice una cosa, pero sucede otra. Suena lógico. Me prometes algo, entonces… lo cumples! Si me dices que por tu llaga soy sano (Isaías 53: 5), entonces ¿Por qué estoy enfermo y no me curo? Bueno existen muchas explicaciones, puede ser nuestro pecado, puede ser que seamos cabezas duras o que Dios quería enseñarnos algo, revelarnos algo oculto, hacernos entender una lección que no hemos aprendido, etc. El punto no es ese. El punto es la duda, el cuestionamiento. “Dios te equivocaste” He visto como muchos cristianos, (incluyéndome en algún tiempo) que se han alejado de Dios por determinada situación alegando estar defraudados de Él y puedes tener la seguridad de que cualquiera que se defraude de Dios nunca confió realmente en Él, ni le ha conocido. Suena duro y lo es.

Hay algo que debes entender. Cuando le entregamos nuestra vida a Dios estamos confiando en que sea lo que sea que venga: Dios sabe lo que hace. Incluso si no lo entendemos en un comienzo. Eso es la confianza verdadera. Saber que Dios quiere lo mejor para mi y que sea lo que sea que suceda, me lo explique o no es lo mejor.

En mi vida me he topado con cristianos que creen que ahora que están con Dios no pasaran problemas, pero no es así. No es que Dios va a llenar los baches del camino, ni que él va a hacer un túnel a la montaña. No se trata de que “en el nombre de Jesús no hay problemas” sino que “En el nombre de Jesús voy a la guerra” El no va a evitar tus dificultades, Él incluso va a guiar tu vida a situaciones difíciles con el propósito de mostrarte algo o darte algo y te va a dar las fuerzas para superar esos conflictos… Josué 1: 9 ¿Recuerdas? Él está contigo.

No te rebeles aún. De mi experiencia de rebelde solo saque dolores y por causa de mis errores y pecados la justicia de Dios se manifestó en mi contra muchas veces y tuve que sufrir las consecuencias de mis actos, aún así, en la corrección de Dios, puedo decir que él estuvo conmigo para sostenerme. No me libró de mi aflicción, pero me consoló de todo mi dolor. Ahora entiendo bien que darle mi vida a Él, dejar mi todo en sus manos, es más que tener un propósito y un sueño. Es aceptar que sea cual sea la situación que pase, entienda o no las razones, Dios sabe lo que hace y es digno de recibir la gloria.

 Cuando dudes, piensa en esto: DIOS SABE LO QUE HACE.